viernes, 22 de febrero de 2008
Publicado por Tecnonucleo @ 6:45  | Linux
Comentarios (0)  | Enviar
El sistema operativo Linux posee un esquema de seguridad avanzado, en el cual normalmente un usuario no tiene acceso a todos los rincones del disco rígido, sino que por el contrario tiene el dominio de solo una sección menor conocida como su home en donde sí tiene derechos de escritura.
Esto tiene sus ventajas y desventajas, como casi todo en esta vida. Una ventaja es que si, por ejemplo, un virus logra ingresar al sistema mientras un usuario normal se encuentra en medio de una sesión de trabajo, dicho virus solo podrá dañar todo aquello a lo que ese usuario tenga acceso. De hecho, ya es difícil que un virus pueda colarse si el usuario no tiene acceso a los directorios del sistema operativo. Como contrapartida, cuando necesitemos configurar algún aspecto crítico del sistema, nos veremos obligados a editar archivos de configuración para los cuales no tenemos permisos de escritura de manera predeterminada.
Con el administrador de archivos Krusader esta tarea puede volverse algo trivial, siempre y cuando conozcamos cual es la clave del usuario root.

Una vez ejecutado Krusader, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Navegar en alguno de los dos paneles hasta el archivo que se desea editar (ej. /etc/fstab)

  2. Invocar el menú contextual del archivo
  3. Ir al ítem de menú Acciones de Usuario >> Edit as Root
  4. Se nos presentará el diálogo en el cual debemos introducir la contraseña del root



  5. Al aceptar el diálogo de contraseña, si todo está correcto se nos abrirá el editor de texto KWrite ejecutándose con credenciales de root, con lo cual podremos modificar y grabar el contenido del archivo sin inconvenientes.

Una alternativa al menú contextual es utilizar el atajo de teclado Ctrl+E.

Tags: Linux, KDE, Krusader, configuracion

Comentarios